Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
21 de Octubre del 2017
Portada
Videos de Arquitectura

CLORINDO TESTA PROYECTÓ EN MENDOZA UN CENTRO CULTURAL


 



Octubre del 2007


CONCURSO NACIONAL: CENTRO DE INTERPRETACION DE MENDOZA
Un tesoro escondido en el patio de atrás

Testa proyectó en la capital mendocina un centro cultural que se acopla al contrafrente de un edificio histórico.

Una sensación de libertad a pesar del encierro: podría decirse que algo así es lo que lograron Clorindo Testa, Adriana Piastrellini, Juan Fontana y Oscar Lorenti con su propuesta para el Centro de Interpretación de Mendoza (CIM), un sitio destinado a la exhibición del patrimonio de la provincia (tangible, intangible, mueble, inmueble), en pleno centro de la ciudad.


NATURAL + ARTIFICIAL UNA LUMINARIA ESCULTORICA EN FORMA DE ARBOL JALONA EL ACCESO PRINCIPAL.


IMPLANTACION: 1 PASAJE SAN MARTIN 2 PASEO PEATONAL SARMIENTO 3 KILOMETRO CERO.

Se trata de un proyecto condicionado literalmente por todos los flancos: a las limitaciones de un terreno en los fondos de un edificio patrimonial —el ex Jockey Club, donde actualmente funciona la Subsecretaría de Turismo— se sumaba la necesidad de preservarlo, tal como lo establecían las bases del concurso convocado por el Ministerio de Turismo y Cultura mendocino.

Bajo estos condicionamientos, se diseñó al fondo del terreno un volumen anexo que encastra exactamente con el edificio viejo, y que será destinado a actividades culturales con gran concurrencia de público. La nueva construcción estará claramente diferenciada del edificio existente, pero articulada con él tanto desde lo funcional como lo visual... por llamarlo de algún modo. Porque, en realidad, la estrechez del lote entre medianeras y la presencia del inmueble patrimonial adelante impiden que el nuevo edificio pueda ser visualizado en su totalidad. Ni desde la calle, ya que la fachada del viejo Jockey cubre todo el ancho del terreno, ni desde ninguna otra perspectiva a excepción, tal vez, de la aérea.

Concretamente, se trata de un volumen definido por una caja muraria antisísmica de hormigón, perforada por amplios ventanales, que, si bien difiere estructural y formalmente del edificio patrimonial, funciona como prolongación de éste hacia el corazón de la manzana. Pero la gran originalidad del proyecto radica en que no continúa al edificio original en forma recta, lineal, sino con una inclinación pronunciada hacia una de las medianeras.

De esta forma, el nuevo edificio se asomará ladeado detrás del "mascarón de proa" de lo ya construido, quebrando el eje longitudinal y generando tres patios descubiertos con raras formas triangulares en los intersticios entre el volumen nuevo, las medianeras y el fondo. "Los tres patios exteriores tienen su propia relación con la vecindad y generan tres fachadas distintas", explica Clorindo.

Pero asegura que estas características del proyecto son producto de "la necesidad y las exigencias" del programa: el nuevo edificio albergará salas de exposiciones, un auditorio para 150 personas, una sala de periodistas y terrazas aptas para eventos al aire libre y un bar cultural. "La inclinación de la planta nos sirve para ganar longitud en el auditorio y respetar la arboleda existente", afirma el arquitecto, en referencia a un gran pino sobre la medianera Oeste.

La articulación entre este edificio nuevo y el patrimonial está planteada a través de un prisma a modo de bisagra en el que ambos encastran. Allí se ubicarán los ascensores y la escalera, con luz cenital y pisos con bloques de vidrio, de modo tal que "se atraviese un espacio de luz para pasar de un edificio al otro", apunta Juan Fontana. Pero, más allá de esta continuidad funcional, el diálogo entre ambos es de "contraste y oposición entre dos lenguajes" , agrega.

En este sentido, el respeto por las características del viejo edificio es absoluto: sus salas permanecerán intactas, con exhibidores y stands despegados de las paredes y con recorridos diseñados con estructuras metálicas y pasarelas levadizas. "La idea es que el edificio original funcione como envolvente, y que el equipamiento sea como cajas dentro de otra caja", explica Fontana.



Edificios articulados. El ingreso a todo el conjunto se plantea a través de una puerta lateral desde el nivel de vereda, desde la cual se inicia un descenso por una rampa con inclinación leve, cubierta en partes y descubierta en otros, que lleva directamente hasta el hall de recepción en el nivel -2.33 m del edificio nuevo, aunque el visitante tiene también la posibilidad de desviarse, antes de completar este recorrido, hacia la oficina de informes o un bar de vinos con cava, salas de degustación y un museo de la industria vitivinícola, todos ubicados en el mismo nivel del edificio antiguo.

En tanto, en el subsuelo del volumen nuevo, conformando el nivel de mayor accesibilidad de público y flexibilidad horaria, se ubicarán la sala de exhibiciones de 700 m2, puntuada por tres gruesas columnas en el centro que maximizan la superficie expositiva. Este espacio estará iluminado por grandes ventanales con arcos —que dialogan con los del viejo edificio—, pero que también recibirá aire y luz desde fondo que, a modo de un lucernario remata en un techo vidriado.

Algo parecido sucede el auditorio para espectáculos, ubicado en el nivel + 8,32. Detrás del escenario se geenra un aire y luz dado por la prolongación del patio del fondo, con ventanales que podrán abrirse para atraer luz natural o ventilar la sala. El volumen se retrae en el nivel + 12 m, dando lugar a un semicubierto con una terraza hacia el fondo para actividades al aire libre. En la azotea propiamente dicha se ubicarán el Bar Cultural, con amplios paños vidriados y una gran cubierta de chapa a dos aguas.

Desde esta terraza, atravesando un pórtico de hormigón que encierra en su interior las salas de máquinas de ascensores, equipos de climatización y tanque de agua, se accederá a la azotea del edificio existente, que de esta forma se volverá accesible y apta para espectáculos o conciertos al aire libre. Allí, una plataforma metálica autoportante se erigirá en mirador urbano con vista a la ciudad y las montañas al fondo.

El proyecto prevé también la conectividad del Centro de Interpretación con los edificios comerciales del área. Para el Pasaje San Martín, que está justo enfrente, se propone un túnel que lo conecte directamente con el bar de vinos, en el subsuelo del edificio existente; y para la Galería Tomsa, vecina al edificio sobre la medianera del Oeste, unas pasarelas metálicas desde el núcleo de ascensores del edificio nuevo. De esta forma se  posibilita su accesibilidad los fines de semana, fuera de los horarios del CIM, enfatizando el carácter de equipamiento urbano, cultural y gastronómico del complejo para toda la ciudad.



Fuente: clarin.com

 







ARCHIVO - artículos de www.arquitecturahoy.com
Artículos del 2009:
Febrero, Enero
Artículos del 2008:
Junio, Mayo, Marzo, Febrero, Enero
Artículos Especiales:
Dubai, Historia de la Arquitectura, Dormitorios, Casas, Cubiertas, Instalacion, Puertas.
Artículos del 2007:
Diciembre, Noviembre, Octubre Septiembre, Agosto.
Artículos de 2006:
Noviembre, Octubre, Septiembre, Agosto, Julio, Software Gratis.

SITIOS AMIGOS

Arquitectura
Apostilas PDF
Tutorials PDF
Manuales PDF
Biografías
Tutoriales
Recetas
Dietas
Monografías
Pesca
Turismo
Messenger
Programas
Diseño



Arquitectura Hoy © 2008