Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
22 de Noviembre del 2017
Portada
Videos de Arquitectura

EL AUDITORIO DE ZARAUTZ UN DISEÑO QUE AÚNA EL ESPÍRITU DE OTEIZA CON LA TRADICIÓN ORIENTAL


 



Septiembre del 2007


KENGO KUMA | ARQUITECTO

«No creo en la arquitectura-estrella sino en los proyectos enraizados en el paisaje»

El creador japonés y el estudio vasco 'ah' presentan al concurso para el auditorio de Zarautz un diseño que aúna el espíritu de Oteiza con la tradición oriental


Kengo Kuma, en el centro, con los coautores vascos de su proyecto: Miguel Alonso del Val, a la izquierda, Alvaro Cerezo, a la derecha de la imagen.

Zarautz acoge desde ayer un original desfile de arquitectos internacionales de primer orden. Cinco estudios de prestigio defienden sus propuestas en el concurso convocado por el Ayuntamiento para construir el futuro centro de artes escénicas en la zona de Salberdin. En un novedoso formato, cada día un arquiteco presenta su propuesta al tribunal y antes ofrece una charla pública en el Salón de Plenos del Ayuntamiento para mostrar su visión de la arquitectura.

El japonés Kengo Kuma abrió ayer una ronda que se prolongará hasta el próximo lunes. Kuma, autor de varios museos en su país y creador de varios proyectos en marcha en toda Europa, se presenta al concurso de Zarautz en colaboración con el estudio vasco ah asociados, con despachos en Bilbao y Pamplona y autor, entre otros proyectos, de la renovación del entorno del santuario de Arantzazu.

Antes de su intervención de ayer en Zarautz, Kuma concedió una entrevista a DV acompañado por los socios-directores de ah asociados, los bilbaínos Miguel Alonso del Val y Álvaro Cerezo. Fruto de su colaboración «en una permanente plataforma de debate» es el proyecto que presentan al concurso

Vascos y japoneses

- ¿Por qué un arquitecto japonés con estudio en Tokio decidió presentarse a este concurso de Zarautz?

- Mantenía ya relación anterior con los arquitectos vascos de ah asociados y cuando surgió el concurso me plantearon colaborar en el proyecto. Y ha sido todo un placer llevar a cabo este trabajo conjunto. Me encanta trabajar en lugares de dimensiones humanas, como Zarautz, donde puede hacerse una arquitectura muy pegada al paisaje. En las grandes ciudades el trabajo es siempre menos identificado con el lugar.

- ¿Conocía la cultura y el País Vasco?

- ¿Sí, desde niño! En Japón estudié en un colegio de los jesuitas y uno de los profesores que mejor recuerdo era precisamente vasco. Él me hablaba ya de su país, de su idioma, de sus costumbres. Luego he venido al País Vasco en diversas ocasiones por diferentes cuestiones: conferencias, seminarios... y por mi propia curiosidad. En los últimos meses he estado varias veces en Zarautz y me ha interesado muchísimo todo lo relativo a lo vasco.

- ¿Por qué?

- Pienso que japoneses y vascos tenemos muchas cosas en común: un acusado interés por la historia y un contacto intenso con la naturaleza que se traduce en un desarrollado gusto por todo lo natural. En el caso de la arquitectura, prioridad por las materias más naturales. Como la piedra o la madera.

- Hay ahora mismo un recelo extendido hacia los 'arquitectos estrella'. E incluso ha habido críticas en este sentido al propio concurso de Zarautz.

-¿Puedo garantizarle que yo no soy un arquitecto estrella! Arquitecto estrella es el que plantea los proyectos en función de su propio ego, que crea el diseño en su estudio y lo lleva a cada lugar independientemente de su paisaje. Yo discrepo absolutamente de esa filosofía: creo mis proyectos en función de su enclave, conectado con el entorno, como uno de los rasgos esenciales. Y en este caso, además, junto con arquitectos vascos. Con ellos me he «empapado» de la cultura vasca: me llevaron a Arantzazu y hasta me involucraron, claro, en la gastronomía local...

- Las bases del concurso les impiden dar ahora detalles públicos sobre su proyecto para Zarautz, pero ¿podría explicar al menos la filosofía de su propuesta?

- Es una propuesta muy pegada al paisaje, que aúna la cultura vasca con lo que podríamos llamar «tradición oriental». Jugamos con la filosofía de Jorge Oteiza y cierto toque propio de mi país. En uno de sus libros Oteiza hablaba incluso de su interés por la arquitectura y los jardines japoneses. Jugamos con la idea de «hueco» y «espacio» de Oteiza para un lugar tan interesante como el previsto para el auditorio. Y los materiales dominantes en nuestra propuesta serían la piedra y la madera.

- El programa del edificio incluye, además del equipamiento interior, un espacio público que pueda utilizarse también como auditorio. ¿Cómo lo plantean?

- Sí, es una de las curiosidades del proyecto a la que hemos prestado más atención. Y nosotros convertimos ese espacio exterior en un punto de encuentro abierto al público, en estela también fiel al espíritu de Oteiza y a la arquitectura característica del municipio de Zarautz.

-¿Cómo es, pues, la personalidad arquitectónica que ha encontrado en Zarautz y que impregna su propio diseño?

- Como tantas otras poblaciones, su casco histórico es cerrado, casi de espaldas al mar. Fue luego, cuando se hizo fuerte la personalidad turística del pueblo, cuando el urbanismo de Zarautz se abrió a la costa. Esa secuencia de espacios en los que Zarautz va expandiendo sus brazos hacia el litoral me parece muy interesante. La plaza Munoa, por ejemplo. Todo ese cambio quedará también recogido, de alguna forma, en nuestro proyecto para el centro de artes escénicas.

- La construcción de museos y centros culturales no es precisamente nueva en su trayectoria profesional: ha sido una constante en su trabajo.

- Aunque he construido también viviendas, mis principales obras son algunos museos, como el de Nagasaki, y centros cívicos o culturales. Mantengo en Tokio un estudio de sesenta personas y ahora misma desarrollamos proyectos en Francia, Italia o Estados Unidos, además de en mi propio país. Combino el trabajo en mi estudio con la docencia: doy también clases de arquitectura. Por cierto: el museo de Nagasaki está consagrado al arte español y ahí también hay obras del escultor Oteiza. Parece una constante en todo este proceso la presecia de una forma u otra de Oteiza.

- El concurso de Zarautz estudia en esta fase final entre sus cinco finalistas más propuestas generales que proyectos concretos. Pero su tuviera que resumir en un eslogan su propuesta, sería...

- Una combinación de cultura vasca, simbolizada en Oteiza, con una sensibilidad que podríamos resumir como «oriental». ¿Puede valer así?



Fuente: diariovasco.com

 







ARCHIVO - artículos de www.arquitecturahoy.com
Artículos del 2009:
Febrero, Enero
Artículos del 2008:
Junio, Mayo, Marzo, Febrero, Enero
Artículos Especiales:
Dubai, Historia de la Arquitectura, Dormitorios, Casas, Cubiertas, Instalacion, Puertas.
Artículos del 2007:
Diciembre, Noviembre, Octubre Septiembre, Agosto.
Artículos de 2006:
Noviembre, Octubre, Septiembre, Agosto, Julio, Software Gratis.

SITIOS AMIGOS

Arquitectura
Apostilas PDF
Tutorials PDF
Manuales PDF
Biografías
Tutoriales
Recetas
Dietas
Monografías
Pesca
Turismo
Messenger
Programas
Diseño



Arquitectura Hoy © 2008