Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
23 de Junio del 2017
Portada
Videos de Arquitectura

EL SEGERSTROM CONCERT HALL PROYECTADO POR CÉSAR PELLI EN CALIFORNIA


 



Agosto del 2007



PROYECTO INTERNACIONAL: SEGERSTROM CONCERT HALL
Ondas de cristal para gozar de la música
El Segerstrom Concert Hall, proyectado por César Pelli en California, apunta a potenciar la experiencia de asistir a un concierto.

Una fachada ondulante de vidrio, que parece suspendida en el aire y dibuja curvas y contracurvas en el paisaje, es el elemento sobresaliente del Renée and Henry Segerstrom Concert Hall, proyectado por César Pelli en Costa Mesa, un exclusivo balneario vecino a Los Angeles, al sur de California.



"Las curvas pueden tener múltiples significados. Por un lado, evocan las ondas musicales, y en ese caso, enfatizan las cualidades musicales del edificio; pero también son las olas del océano Pacífico, que de algún modo es el elemento básico del estilo de vida en California: informal y al aire libre", explica el arquitecto tucumano a propósito de esta imponente piel de 91 metros de largo hecha con 650 tiras de vidrio.

La obra, inaugurada recientemente, posee un auditorio para música clásica con capacidad para 2.500 espectadores; una sala adicional de 500 asientos para espectáculos y eventos culturales variados; dos grandes salas de ensayo para la Orquesta Sinfónica Pacific —agrupación residente de la Sala—; una librería musical y un restorán. En rigor, el conjunto constituye una ampliación del Centro de Artes Escénicas de Orange County.

"Para el que mira desde afuera, la vista va siguiendo las ondas, y el recorrido lleva adonde está la orquesta. Busqué generar una sensación muy dinámica, que guarda relación con la circulación interior, que también es ondulante", agrega Pelli. La relación se potencia por el hecho de que la piel, al no ser facetada, gana en transparencia, lo cual optimiza el intercambio visual entre el interior y el exterior. Otro efecto buscado —según Pelli— es que, a medida que el usuario se aproxima, ve a quienes ya están adentro, e incluso puede saludar a sus conocidos. "Así, uno se va metiendo en el clima de ese acto maravilloso que generan las artes escénicas. El momento que se va a pasar con la música se hace mucho más largo cuando se disfruta el lugar antes y después: una sensación amplifica a la otra", explica.

Elegancia clásica. En los Estados Unidos, y más precisamente en California, la obra de Pelli fue tildada de ser "el opuesto exacto"del exuberante Walt Disney Concert Hall, de Frank Gehry, en la vecina ciudad de Los Angeles. Una obra con la que, al parecer, será comparada inevitablemente (ver Dos estilos...). Es que el proyecto de Gehry toma partido por el hecho de que la llamada "música culta" no tiene por qué ser escuchada en edificios sobrios o distinguidos. En cambio, el de Pelli opta por sugerir un estado de gracia elegante y sutil, valores que suelen ser atribuidos a la música clásica. Y hasta ostenta, en palcos y pullman, el toque retro de un estilo casi Art Déco.

Hasta tal punto el auditorio está destinado exclusivamente a la música, que ni siquiera está preparado para montar óperas. La disposición de la sala ubica al público alrededor de la orquesta y hay un área detrás del escenario que puede ser utilizada para el coro o admitir más asientos para espectadores. Al fondo se erige un órgano monumental revestido con hojas de plata, igual que tres grandes pantallas acústicas dispuestas sobre la orquesta, y que forman un cielo resplandesciente en el que se reflejan los músicos y el público.

En este punto, la prensa californiana coincide en que el Segerstrom Concert Hall no pretende ser más de lo que es: un lugar insualmente confortable para sentarse a escuchar una sinfonía. Y que, incluso a pesar de la fachada transparente, su mensaje es que la música clásica es algo que debe ser celosamente guardado, como una joya, en un alhajero arquitectónico.

El placer de escuchar. Para resolver el punto crucial de toda sala de conciertos, la empresa Artec, líder mundial en acondicionamiento acústico, colgó sobre el escenario las tres pantallas ya mencionadas; dispuso alrededor de la sala cuatro cámaras acústicas cuya abertura se controla a través de grandes "portones" , y sumó cortinas aislantes ajusables. Todos estos dispositivos permiten regular la sonoridad de acuerdo a las características del espectáculo: una orquesta completa, un grupo de cámara o un ejecutante solista.

Por su parte, Pelli asegura que una obra destinada a esta función, más que un edificio, es ante todo un instrumento musical que permitirá escuchar mejor cada nota. "Espero que esta sea el 'Stradivarius' de las salas de conciertos", se ilusiona.


Fuente: clarin.com

 







ARCHIVO - artículos de www.arquitecturahoy.com
Artículos del 2009:
Febrero, Enero
Artículos del 2008:
Junio, Mayo, Marzo, Febrero, Enero
Artículos Especiales:
Dubai, Historia de la Arquitectura, Dormitorios, Casas, Cubiertas, Instalacion, Puertas.
Artículos del 2007:
Diciembre, Noviembre, Octubre Septiembre, Agosto.
Artículos de 2006:
Noviembre, Octubre, Septiembre, Agosto, Julio, Software Gratis.

SITIOS AMIGOS

Arquitectura
Apostilas PDF
Tutorials PDF
Manuales PDF
Biografías
Tutoriales
Recetas
Dietas
Monografías
Pesca
Turismo
Messenger
Programas
Diseño



Arquitectura Hoy © 2008