Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
20 de Septiembre del 2017
Portada
Videos de Arquitectura

LA PRIMERA OBRA DE FOSTER EN NUEVA YORK


 



Basamento art decó para una torre high tech

La primera obra de Foster en Nueva York, usa de plataforma al edificio patrimonial de la corporación Hearst.

En los últimos años la arquitectura neoyorquina ha sufrido mucho. Hace tiempo ya que la breve ráfaga de optimismo nacida de una rebelión pública contra las primeras propuestas para el Ground Zero ha cedido el paso al cinismo.



CONVIVENCIA LA TIPICA GRILLA DE TRIANGULOS DE FOSTER, EMERGE DEL EDIFICIO HISTORICO DE LA COPORACION HEARST.



TRAMA. LOS TRIANGULOS, MARCA EN EL ORILLO DEL DISEÑO DE FOSTER, AHORA TAMBIEN EN NUEVA YORK.

La nueva torre de Norman Foster, que será sede de las oficinas centrales del imperio Hearst, llega justo a tiempo, arremetiendo con fuerza contra el malestar. Atravesada por una rejilla de audaces perfiles de acero, su estructura de cristal cincelado se eleva con fuerza contundente desde el interior del antiguo edificio de la Hearst Corporation, que data de 1928 y está situado en Eighth Avenue y 57th Street.

En esta obra el pasado y el presente no se ensanblan armoniosamente, sino que chocan con feroz energía. Tal vez, que esta torre de 46 pisos se levante en Nueva York sea el símbolo más potente de la confianza empresarial desde los años 60, cuando el Movimiento Moderno estaba en pleno auge y la mayoría de los estadounidenses aceptaban el reto tecnológico como un camino seguro hacia el progreso social.

La tarde del 11 de Septiembre, mientras los incendios arrasaban el centro de la ciudad, Foster estaba por presentar el proyecto de su torre a la corporación. Cuatro años y medio más tarde su inauguración coincide con otro suceso importante: la ampliación de la Morgan Library, de Renzo Piano, una señal más de que la energía de la ciudad revive.

En cierto modo el edificio hace realidad una fantasía nacida a fines de los años 20, cuando William R. Hearst contrató a Joseph Urban para diseñar un nuevo edificio para las oficinas de su imperio periodístico. La respuesta fue el edificio de hormigón beige, una ecléctica fantasía con toques Art Déco. Hearst había soñado con una torre que se elevara desde el edificio de seis pisos, pero se interpuso la Gran Depresión y los pisos altos nunca se construyeron.

Ahora que sí están, lo que hace tan fascinante al edificio de Norman Foster es que su relación visual con el horizonte cambia constantemente: desde el Sur su rotunda figura de cristal parece arbitrariamente cortada en la punta. Y cuando el espectador se acerca, las enormes ventanas triangulares de la fachada lo desorientan, haciendo difícil captar la verdadera escala del edificio.

Una vez que se ingresa, la agresividad de la parte exterior da paso a una visión que encajaría cómodamente en la América corporativa de la posguerra: un par de escaleras mecánicas suben desde el borde de una fuente hasta la cafetería y la sala de exposiciones del segundo piso, donde un cuadro grande y oscuro de Richard Long cuelga sobre la pulida pared de piedra negra de la estructura de la escalera.

El vestíbulo demuestra cuánto ha avanzado el arquitecto inglés Lord Foster en su larga carrera. En los años 70 era uno de los más conocidos adeptos de una arquitectura de alta tecnología, que fetichizaba la cultura de la máquina. Aunque en los últimos años su trabajo se ha tornado más blando y más previsible, sus formas están siempre regidas por una lógica estructural interna. Y se relacionan con el entorno con una refrescante aspereza. Por caso: si bien la parte experior del edificio original está intacta, se eliminaron los seis pisos del interior. Lo que alguna vez fue hormigón en bruto está ahora terminado en un beige suave, un austero decorado para lo que Lord Foster llama su "plaza urbana".

El proyecto recuerda vagamente su renovación del British Museum de 2001, donde encerró el patio principal en una bóveda de cristal, e hizo de las antiguas fachadas exteriores una decoración del interior. Los resultados, que desdibujan la diferencia entre lo nuevo y lo viejo, tuvieron todo el encanto de un mall elegante.

En Nueva York, un conjunto de enormes columnas de acero se elevan para sostener la torre. Todo el vestíbulo está debajo de un techo de cristal, de modo que cuando el espectador mira hacia arriba, tiene una vertiginosa vista. Los niveles superiores están diseñados con la misma claridad. Al empujar los ascensores hacia la parte posterior de la torre, Lord Foster pudo despejar el diseño de la planta baja, de modo que la mayoría de las oficinas tienen vistas panorámicas hacia el norte y hacia el sur.

En cuanto a la estructura de "diamantes en retícula" de la parte experior del edificio, genera en los rincones de cada piso encantadoras paredes de cristal inclinadas, que funcionan como áreas comunes para los empleados. En el último piso hay un comedor de la empresa, que ofrece una vista hacia el Este enmarcada por las vigas de acero de la estructura, de dos pisos de altura.

La de Foster en Nueva York no es una hazaña menor: en una época de incertidumbre, la Torre Hearst es un edificio con confianza en sus propios valores.

Gran manzana: la 3ª es la vencida

El pesimismo de Foster acerca de su posibilidad de construir en Nueva York estaba totalmente justificado: su diseño de las "kissing towers" para el Ground Zero perdió frente al plan director de Libeskind en 2003. Ese mismo año estuvo por presentar sus ideas para una reforma del Avery Fisher Hall, sede de la Filarmónica de Nueva York, cuando la orquesta decidió irse al Carnegie Hall. Dos años antes, el directorio de la Hearst Corporation había programado una reunión para el 11 de septiembre de 2001 con el fin de aprobar su diseño de una nueva torre en la 8th Avenue y la 57th Street en Manhattan. Naturalmente, se suspendió. Para complicarle aún más las cosas a Lord Foster, el Edificio Hearst original de seis pisos, es monumento histórico y construir su torre de acero y vidrio, con su característico diseño de "diagrid", implicaba llevar a cabo negociaciones con la Comisión de Conservación de Monumentos. Con algo erigido en la Gran Manzana, ahora competirá por el Globe Theater, en la Isla de los Gobernadores.

Fuente: Diario Clarin

 







ARCHIVO - artículos de www.arquitecturahoy.com
Artículos del 2009:
Febrero, Enero
Artículos del 2008:
Junio, Mayo, Marzo, Febrero, Enero
Artículos Especiales:
Dubai, Historia de la Arquitectura, Dormitorios, Casas, Cubiertas, Instalacion, Puertas.
Artículos del 2007:
Diciembre, Noviembre, Octubre Septiembre, Agosto.
Artículos de 2006:
Noviembre, Octubre, Septiembre, Agosto, Julio, Software Gratis.

SITIOS AMIGOS

Arquitectura
Apostilas PDF
Tutorials PDF
Manuales PDF
Biografías
Tutoriales
Recetas
Dietas
Monografías
Pesca
Turismo
Messenger
Programas
Diseño



Arquitectura Hoy © 2008