Notas especiales: Videos de Arquitectura Dubai Historia de la Arquitectura Dormitorios Casas Cubiertas Instalacion Puertas más...
Arquitectura Hoy
20 de Septiembre del 2017
Portada
Videos de Arquitectura

NUEVAS PROPUESTAS EN LOS VALLES CALCHAQUÍES


 



Salta: crecimiento sostenido

Entre la capital provincial y Cafayate en los últimos tiempos se inauguraron resorts de lujo, pequeñas posadas y bodegas para degustar un buen torrontés

SALTA.- El azul intenso del cielo y la calidez del sol acompañan los deslumbrantes paisajes y hacen de los Valles Calchaquíes salteños una de las opciones más atractivas para visitar. El circuito desde Cafayate a Cachi recibe al visitante con muchas novedades en exclusivos hoteles, encantadoras posadas y tradicionales estancias, para catar sus buenos vinos y la gastronomía regional, un complemento ideal para un viaje perfecto.

La cuna del delicioso torrontés, en un valle a 1600 metros de altura, cuenta ya con una fuerte identidad presente en la cantidad de bodegas productoras de vinos de gran calidad, a la que se suma una variada oferta hotelera e importantes proyectos ya en marcha, lo que la convierten en una ruta plena de atractivos.

Para los que quieran pasear entre viñedos, degustaciones y rica cocina está Patios de Cafayate. La misma fórmula llevó a cuatro jóvenes emprendedores a levantar Viñas de Cafayate-Wine Resort, manteniendo la arquitectura estilo colonial del valle. El hotel está rodeado de galerías con arcadas y cómodas reposeras que miran a los viñedos y cuenta con 10 exclusivas habitaciones con cálida decoración.

Pablo Kishimoto y María Alejandra, su mujer, son dos de los socios a cargo del establecimiento, que ofrece un programa de degustaciones de las mejores bodegas de la región, y una muy buena cocina pensada por Carlos Amante, un chef que sabe aprovechar los productos de la zona para lograr sabrosos platos regionales.

Vinos y comida regional

Sobre la ruta 68, en plena Quebrada de las Conchas, está Bodega de Cafayate. Recién inaugurado, el complejo de ladrillos rosados se suma al hotel de ocho habitaciones bien equipadas, su moderna bodega visible a través de las vidrieras de los pasillos y una cava donde se realizan catas dirigidas por el enólogo del lugar.

La cocina está a cargo de Juan Manuel Chañi, joven jujeño de nutrida experiencia en conocidos restaurantes, que ha realizado una carta con innovadoras fórmulas sobre los mejores productos de la provincia. Otra opción es quedarse en Cafayate, y desde allí recorrer los establecimientos vitivinícolas cercanos.

Próximos a la plaza hay dos nuevos pequeños hoteles con gran encanto. El Killa, con un importante portal de hierro que accede a su patio florido, cuenta con habitaciones donde se destaca la decoración de madera y piedra. Villa Vicuña, en cuyo frente resalta un balcón que copia el estilo virreinal, es un bed & breakfast donde se combinan los ocres y la calidez de la madera, visible en las amplias habitaciones y en el patio central donde hay un telar.

Un paseo por las bodegas de la zona es un programa obligado, como a Etchart, que desde hace años recibe visitantes. Entre las novedades está Yacochuya, donde Osvaldo Palo Domingo, reconocido bodeguero y cafayateño de pura cepa, agregó a su empresa un interesante proyecto. En las alturas del cerro, que regala las mejores vistas del valle, levantó un pueblito con construcciones de piedra, donde vive un grupo de nativos de la zona conservando sus tradiciones ancestrales. La iglesita también de piedra complementa el sitio junto a un parador de decoración original, donde se puede degustar los mejores vinos de su bodega junto con los excelentes quesos Cabras de Cafayate, que Gabriel, uno de sus tres hijos, fabrica.

Viñedos y barricas


En La Nube, los viñedos y bodega del wine-maker José Luis Mounier, Mercedes, su mujer, recibe a los visitantes con una cata de sus vinos acompañada por una riquísima charcuterie salteña, variedad de quesos y panes caseros, servido en la galería, desde donde se puede disfrutar de uno de los mejores panoramas del valle poblado de viñedos. El sitio conserva en los alrededores vestigios arqueológicos, e invita a conocerlos en un interesante paseo.

Cerca de la plaza está la bodega El Porvenir de los Andes. En una visita es posible internarse en su gran cava, donde el vino descansa en barricas de madera y degustar cómodamente las variedades de Cabernet, Syrah, Malbec y Torrontés en su moderno centro de degustación, acondicionado con mucho gusto y atendido por conocedores del tema que los guiarán en un viaje por las diferentes variedades de uvas.

Recorrer la ruta calchaquí es adentrarse en la historia de la provincia, presente en sus pueblos, donde relucen las iglesias y los resabios de tiempos de la Colonia. Sólo basta recorrer una veintena de kilómetros para llegar a San Carlos y encontrar una muestra de la arquitectura vallista: construcciones sobre altas veredas, esquinas con postigones de madera y faroles originales.

La plaza central cuenta con una importante iglesia y una hostería con terraza para hacer una pausa en el viaje probando buenas pastas. En el lugar está La Casa de los Vientos, posada de adobe imaginada por una arquitecta suiza residente en la zona, sencilla, pero con encanto y calidez.

Siguiendo la ruta, hay dos poblados entre los cambiantes paisajes en formas y colores de los cerros como telón de fondo. Molinos, la hacienda del siglo XVII con su iglesia de San Pedro Nolasco, hoy parador provincial conservado como en sus orígenes; y Colomé, el espectacular complejo que combina viñedos, bodega y elegantísimo hotel 5 estrellas que el suizo Donald Hess sumó a sus otros dos emprendimientos vitivinícolas en Napa Valley, en Estados Unidos, y en Sudáfrica.

Seclantás sale a recibir al viajero con sus tejedores detrás, trabajando a la sombra en sus telares. El pueblo cuenta con dos iglesias, y desde hace poco un restaurante frente a la plaza con muy buena oferta de platos típicos.

Proyectos que serán realidad


SALTA.- Además de las flamantes aperturas, otros proyectos verán la luz en breve.

Próximamente será inaugurado, en Tolombón, a una decena de kilómetros de Cafayate, Altaluna, un hotel boutique de gran confort, que jugará con la fórmula ganadora de bodega con degustación y gastronomía típica de la región.

En la misma localidad se levantará un exclusivo restaurante gourmet, con cava y centro de degustación.

A mitad del camino a Cachi, en Angastaco, ya se vislumbra la construcción de Fuerte Angastaco, próximo al sitio arqueológico del mismo nombre. El emprendimiento contará con 14 confortables habitaciones, cada una con pequeña cava, cava central, piscina y spa, entre otras comodidades.

Cachi, la joya de los salteños

Cachi es una de las joyas salteñas preservada cuidadosamente. El pueblo, custodiado por su imponente nevado, con sus esquinitas, angostas calles de altas veredas y casas de adobe con carpintería original en puertas y ventanas, conserva su encanto original.

Los alrededores de la plaza muestran la iglesia junto a la recova y es el sitio donde se asientan las artesanías. Hay pequeños lugares para disfrutar de la gastronomía, especialmente empanadas, tamales y humitas; para los amantes de la buena cocina está Luna Cautiva, un reducto de techo con cabreadas de cardón y barra, donde deleitarse con las deliciosas tapas de los mejores productos de la región, ideales para acompañarlos con los vinos de la bodega de la casa. Quienes quieran pasar unas noches en el pueblo, está la Hostería del ACA, reciclada con todo confort, y El Cortijo, un hostal integrado con muy buen gusto al estilo local. A 6 kilómetros del pueblo está El Molino de Cachi Adentro, la finca que el Payo y Nuni Durand, acondicionaron con gran refinamiento. El lugar conserva dentro de la casa principal el antiguo molino que desde el siglo XVII, sigue rodando aprovechando la caída de una vertiente del río Cuevas, que se derrama junto a la finca.

Las suites, con colchas de barracán de llama, sillones junto a los hogares de piedra y baños con techo vidriera desde donde ver el cielo de los valles son sólo una muestra del encanto de este hotel de campo, que tiene su propia bodega y cava, vinos especiales para catar junto a la excelente cocina que Nuni se encarga de ofrecer.

La Paya es otro de los lugares para visitar. El matrimonio Ruiz Moreno es anfitrión de su casona en dos niveles. Tiene habitaciones con baño privado que dan a las largas galerías. El sitio lo complementa el living, junto al comedor donde Mónica Ruiz Moreno, reconocida arqueóloga, despunta el vicio de la gastronomía con una muy valorada cocina.

Fuente: La Nacion Turismo

 







ARCHIVO - artículos de www.arquitecturahoy.com
Artículos del 2009:
Febrero, Enero
Artículos del 2008:
Junio, Mayo, Marzo, Febrero, Enero
Artículos Especiales:
Dubai, Historia de la Arquitectura, Dormitorios, Casas, Cubiertas, Instalacion, Puertas.
Artículos del 2007:
Diciembre, Noviembre, Octubre Septiembre, Agosto.
Artículos de 2006:
Noviembre, Octubre, Septiembre, Agosto, Julio, Software Gratis.

SITIOS AMIGOS

Arquitectura
Apostilas PDF
Tutorials PDF
Manuales PDF
Biografías
Tutoriales
Recetas
Dietas
Monografías
Pesca
Turismo
Messenger
Programas
Diseño



Arquitectura Hoy © 2008